Esa transparencia de la que usted me habla…

Hace casi 8 meses que Acción Enfermera presentó 57 solicitudes de acceso a información pública, al amparo del art. 24 de la Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno. El 11 de febrero, enviamos la solicitud a cada uno de los 52 colegios profesionales de enfermería del Estado y a cuatro consejos autonómicos; unos días más tarde, presentamos la petición ante un quinto Consejo Autonómico.

Los que nos seguís habitualmente, recordaréis este tuit, del 12 de febrero:

Aunque podíamos haber solicitado una enorme variedad de información (toda la que deriva de las actividades colegiales sujetas a derecho administrativo, es considerada por el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG), por los consejos de transparencia autonómicos y por los tribunales de justicia (STC 386/1993), como pública), en este caso, nos limitamos a la información sobre los dos últimos procesos electorales de cada institución.

Resolución R 477/2016 del CTBG
Resolución 59/2016 del Comisionado de Transparencia de Canarias

Además, el Consejo General de Enfermería (CGE) forma parte de Unión Profesional (UP), incluso de su Comisión Ejecutiva, de la que el Presidente Pérez Raya, es tesorero. Pues bien, Unión Profesional y el CTBG publicaron en 2016 una Guía de Transparencia especialmente dedicada a los colegios y consejos profesionales.

En el apartado 3.2 (pág. 15) de esa Guía, se recoge lo siguiente:

Guía de Transparencia UP-CTBG (pág 15)

A pesar de ello, poco después de recibirse en todos los colegios nuestra solicitud, el CGE les remitió la Circular 17/2018

Circular 17/2018

en la que, tras darle un repaso a los Estatutos de nuestra asociación y acusarnos de “suplantar e invadir (los fines) de los colegios y consejos integrantes de esta Organización Colegial”,

les envía un borrador de texto de acuerdo colegial, por si “desde el absoluto respeto a la autonomía colegial”, las juntas de gobierno quieren usarlo para respondernos.

El mencionado borrador, como ya podéis imaginar, coincide, casi literalmente, con las respuestas que recibimos de hasta 10 colegios y un Consejo Autonómico negándonos la información…

Por alguna razón para muchos colegios de enfermería eso de “la transparencia” es una molestia impuesta por las leyes, que hay que soslayar a toda costa; por eso ocultan esta información tan celosamente que a cualquier persona curiosa -o grupo de personas curiosas, como es nuestro caso- le pica el gusanillo de averiguar todo lo que pueda sobre el tema. El gusanillo crece cuando, como sucedió a finales del año pasado en el COE de Almería y ha ocurrido este verano en el de Albacete, los colegiados nos cuentan que no han recibido información sobre el proceso electoral, las elecciones se celebran fuera de plazo o, directamente, intenta ocultarse la convocatoria… presuntamente, claro. En esta ocasión, sólo dos colegios respondieron en plazo a nuestra solicitud y nos facilitaron la información solicitada. Posteriormente, recibimos la respuesta positiva de otros cuatro.

A pesar de esto y confiadas en el arsenal de resoluciones y sentencias que, una y otra vez, dictaminan que la información sobre procesos electorales es pública, habíamos enviado nuestra solicitud a todos los colegios oficiales de enfermería y estábamos dispuestas a enterarnos del desarrollo de sus dos últimos procesos electorales. En esta entrada os contamos el caso del COE de Bizkaia, porque tiene mucha miga.

Como ya mencionamos al inicio, el 11 de febrero enviamos por correo electrónico al Colegio de Enfermería de Bizkaia una solicitud de acceso a la información sobre sus dos últimos procesos electorales. Ocurrió lo que esperábamos: no recibimos ni un acuse de recibo, ni una copia de la solicitud con sello colegial y número de registro de entrada…, nada. Pasados varios meses sin recibir respuesta, el 6 de junio presentamos, telemáticamente, la correspondiente reclamación ante la Comisión Vasca de Acceso a la Información Pública.

Con una celeridad digna de alabanza, dicha Comisión nos remitió, el 7 de julio (San Fermín), la Resolución 19/2018, por la que se estimaba nuestra reclamación y se instaba al COE de Bizkaia a entregarnos, en el plazo de 10 días, la información solicitada.

Os recomendamos mucho la lectura íntegra de la Resolución de la Comisión Vasca, por su interés. A lo largo de las ocho páginas que la componen, desmontan una a una las alegaciones tras las que quiso escudarse el colegio vizcaíno para no enviarnos la información solicitada (en realidad, para ignorar completamente la solicitud de una ciudadana).

Ninguno de los argumentos del COE de Bizkaia, que están calcados del borrador enviado por el CGE, es aceptado por la Comisión: ni la “ausencia de documento alguno que permita su identificación (de la solicitante) en debida y legal forma”, ni el que “tampoco se acredita la existencia de un acuerdo válidamente adoptado por el órgano directivo colegiado de la asociación referido al ejercicio del derecho de acceso a la información pública colegial. Ni tampoco acredita su condición de colegiada incorporada en este Colegio”, ni la alegación de que “la petición tiene un carácter abusivo al tener conocimiento de que dicha información se había dirigido también a otros colegios de enfermería, en concreto al del territorio de Álava y al del territorio de Gipuzkoa”, ni, por último, la de que “resulta de aplicación el régimen específico previsto en la normativa colegial en lo relativo al principio de transparencia conforme al artículo 11 de la vigente Ley estatal de Colegios Profesionales”, son admisibles para la Comisión Vasca de Acceso a la Información Pública.

Así pues:

Una nueva resolución, la enésima, de un consejo de transparencia que ratifica el derecho de acceso de cualquier ciudadano a la información sobre los procesos electorales de un colegio profesional…

Pasaron los 10 días del plazo establecido y 20, 30 más y no recibimos la información solicitada; el 9 de agosto enviamos un nuevo escrito informando a la Comisión de la ausencia de respuesta del COE de Bizkaia.

El 21 de septiembre, hemos sabido por qué no respondían: porque el Colegio de Enfermería de Bizkaia ha presentado un recurso contencioso administrativo contra la Resolución por la que la Comisión vasca de Acceso a la Información Pública le obliga a entregarnos la información sobre sus dos últimos procesos electorales.

O sea, la Junta de Gobierno del Colegio de Bizkaia ha decidido, en contra de toda lógica, gastarse parte de las cuotas que todas las enfermeras de la provincia están obligadas a pagar para poder trabajar, en pleitear contra una resolución que les obliga a informar sobre las elecciones del Colegio.

Y lo hacen sabiendo que es un tema en el que hay jurisprudencia abrumadora en contra de su posición y que es un dispendio porque el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) no va a resolver a su favor… Aunque lo digan la ley, los tribunales y los múltiples consejos de transparencia, da lo mismo, ellos recurren.

¿Por qué pleitean contra esta Resolución?, ¿qué ganan el Colegio, la profesión o las enfermeras vizcaínas con ello? NADA, el TSJPV no va a sentenciar en contra de la jurisprudencia y de las decenas de resoluciones que ya hay, todas en el mismo sentido; cuando llegue la sentencia en su contra, ¿recurrirán a instancias superiores?, ¿seguirán gastándose el dinero de las enfermeras vizcaínas en ocultarles la información?, lo único que sucederá es que, dados los plazos de la justicia, la sentencia retrase en unos años su obligación de entregar la información.

Una vez más, un Colegio Oficial de Enfermería interpone los tribunales entre él y las enfermeras, obligándolas a relacionarse con la institución a través de ellos. Y, además, a la Junta Directiva le sale barata la jugada porque tira con pólvora del rey, en todos los casos pagan las colegiadas…

Enfermera de Bizkaia, #TomaTuColegio; tómalo porque la imagen de la enfermería vizcaína es la que proyecta esta Junta de Gobierno que derrocha el dinero de tus cuotas en recursos imposibles para ocultarte algo tan básico como la información sobre las elecciones colegiales. ¿Qué hay en esa información que tan peligroso consideran que se sepa?, ¿tienen algo que esconder?, ¿no les parece que malgastar el dinero de las colegiadas en esto es irracional?

Acción Enfermera ha llegado hasta aquí; ahora el tema está en manos de los jueces del TSJPV pero, antes o después acabaremos conociendo el desenlace.

Colegas de Bizkaia, tenéis mucho trabajo que hacer en vuestro Colegio…

404 Albacete Not Found: ¿”Aquí nadie cobra”?

En el seguimiento de la actividad colegial ‘sumergida’, el tema de las elecciones siempre fue para nosotros uno de los aspectos más importantes. Así, al igual que en sus territorios las asociaciones hermanas de la Declaración de Oviedo, denunciamos las ‘irregularidades’ –vamos a dejarlo así por eso de las querellas– electorales en Almería, en Pontevedra, en Asturias, en Madrid o en el propio Consejo General (también hemos felicitado a los colegios que han desarrollado procesos electorales ejemplares, al margen de quién los ganara, como en el caso de Barcelona, Cantabria o Baleares, incluso la rectificación de Murcia, repitiendo unas elecciones más que cuestionadas).

En casos como Asturias, Almería o Madrid, existen serias sospechas de haberse ensayado el célebre ‘truco del notario’: se coloca la convocatoria en el tablón de anuncios y en la web y en cuanto el notario certifica que están ahí y se larga, se retira. Nadie se entera, por tanto nadie más se presenta, y se proclama la candidatura oficial, que suele ser la misma de las anteriores y de las anteriores a las anteriores y de… Mil veces hecho, mil veces funcionó: a eso se llama ‘Elecciones Basadas en la Evidencia’. Fraudulentas, sí, pero asegura una gran ‘estabilidad institucional’.

Viene este largo preámbulo a cuenta de lo sucedido estos días en relación con el Colegio de Enfermería de Albacete, Enferalba. Hemos podido comprobar (ver imagen) que el pasado 30 de julio se colgó en la web la convocatoria de elecciones, ya que la caché de la web colegial (un rastro que queda almacenado, algo así como una copia de seguridad automática y periódica) así lo indica:

En la parte superior de la imagen pueden verse los detalles almacenados en la caché:

La caché la capturamos a través de una búsqueda predefinida y genérica de Google.

Por lo que se ve, nadie en Albacete ajeno a las estructuras colegiales se enteró de dicha convocatoria, por lo tanto nadie pudo presentarse. Lo que sí tenemos claro es que se hizo de esta manera, seguramente para que no se enterara nadie que pudiera amenazar la continuidad del actual equipo directivo.

Como hemos recordado más de una vez, la última reforma de los Estatutos Generales de la Organización Colegial de Enfermería (2001) estableció un régimen electoral diabólico; entre otras cosas un plazo de ocho días –naturales para más inri– para la presentación de candidaturas. Un plazo en el que hay que reunir un mínimo de siete voluntarios para la candidatura, solicitar al propio Colegio la certificación de que se cumplen los requisitos y presentar los papeles por registro. Se dirá que es un plazo razonable si se conoce con anterioridad la fecha en que se va a producir la convocatoria; es, por ejemplo, lo que hizo el Colegio de Barcelona: anunció la fecha en que se iba a publicar con antelación suficiente (creemos recordar que dos meses), lo cual facilitó la concurrencia de dos candidaturas, además de la oficial (que, por cierto, fue la que ganó, lo que demuestra que se pueden ganar  elecciones sin trucos ni trampas).

Para colmo, si ese plazo de ocho días naturales que consta en los Estatutos Generales ya es penoso, en el caso de Enferalba nos enteramos de que la reforma de sus estatutos en 2013… los redujo ¡a cinco!

No podemos, ni queremos, afirmar que la Junta de Gobierno del colegio haya vulnerado la ley ni los estatutos: precisamente, lo que denunciamos es que estos estatutos de vergüenza puedan ser aprobados; no sabemos en qué estarían pensando en la Consejería de Presidencia y Administraciones Públicas de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para dictar la Resolución de 30 de septiembre de 2013 en la que se aprueban unos estatutos tan poco respetuoso con los derechos de los colegiados. Ni tampoco en qué estaría pensando el Consejo General de Enfermería, que revisa necesariamente todos los estatutos colegiales, para no echarlos para  atrás y ordenar la modificación.

Se nos dirá que como la fecha de las elecciones está tasada, justo el día en que se cumplen equis años desde las anteriores elecciones, se puede ir preparando la candidatura, redactando el programa electoral, etc., de manera que solo queden los trámites burocráticos para esos cinco u ocho días.

Pero es que es dificilísimo encontrar un solo colegio que respete al día esta fecha; la tendencia es convocar por sorpresa y en silencio. De hecho, Enferalba debió haber convocado en enero de 2018, pero esperó hasta fechas mucho más propicias: en pleno verano (convocatoria, 30 de julio).

Naturalmente, acudimos a las redes sociales para advertir del hecho a las enfermeras, de manera muy especial a las colegiadas de Enferalba; para ello, generamos el hashtag (etiqueta) #PucherazoCOEAlba y la difundimos en Twitter:

Normalmente, estas cosas caen en saco roto, dado que ni interesan a los medios, ni muchas veces a los propios colegiados; pero esta vez no fue así, ya que hubo una gran actividad con el hashtag, especialmente intensa entre las ¿sorprendidas? enfermeras de Albacete, hasta que interesaron a los medios de comunicación y consiguieron que estos amplificaran la denuncia. Dos días más tarde, la publicación online del sector salud, Diario Sanitario, recogió la acción en redes y el hashtag

… incluso albergó un par de días después, una estupenda –y valiente– tribuna de opinión de una enfermera, Concha Piqueras, además con el fantástico titular que podéis ver en la imagen:

Y, dato significativo, también desde la Secretaría General de Sanidad y Sectores Sociales de CC OO en Castilla-La Mancha, no solo se hicieron eco de la situación, sino que se ofrecieron a ayudar a los colegiados si decidían recurrir o denunciar en tribunales el presunto fraude, como puede leerse aquí

y también aquí:

Un paso más allá, ese mismo día 20 de agosto, una televisión local, Visión6 TV, presentó un amplio reportaje, en el cual, no solo se denunciaba el presunto fraude electoral, sino que se acusaba a la Junta de Gobierno de llevar una vida dispendiosa, con gastos en vacaciones y vehículos a costa del Colegio.

Incluso ayer, 21 de agosto, la prensa local vuelve a hacerse eco:

Agobiado, sin duda, por la repercusión de la campaña en redes, en un medio de ámbito nacional además, el presidente Carlos Tévar acudió el día 18 de agosto al mismo medio (Diario Sanitario) a tratar de justificar sus actuaciones

… aunque lo que hizo en realidad fue soliviantar aún más al personal, ya que trató de justificar la reforma clandestina de los estatutos y el no menos clandestino proceso electoral con una tautología (lo definido está dentro de la definición): nadie más se presentó a las elecciones –claro, porque nadie más se enteró–; animó, por tanto, a quienes le critican a que “la próxima vez se presenten”… si se enteran.

Justificó, además, que el proceso electoral, que tenía que haberse convocado en enero, se convocara en pleno verano porque había que esperar a que se aprobara por la Junta de Comunidades una nueva reforma estatutaria… que no aparece por ningún lado; desde luego, en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha no hemos conseguido encontrarla. Lo más probable es que sea un subterfugio para esperar a ‘fechas más propicias’: la convocatoria de los famosos cinco días naturales se ‘publicó’ el 30 de julio y el plazo de presentación de candidaturas habría finalizado el sábado 4 de agosto; de haberse celebrado, las elecciones hubieran tenido lugar el jueves 30 de agosto.

Pero lo que más escoció –a nosotras también– fue que el presidente que “ha perdido la cuenta de los mandatos que lleva asumiendo la presidencia del colegio” se defendiera de las acusaciones de oscurantismo” y “pucherazo” argumentando que “aquí no cobra nadie; no estamos liberados”.

Pues bien, esta afirmación es rotundamente falsa; no cobran una nómina, pero sí unas dietas por asistencia a las juntas de gobierno (11 en 2017) que el pasado año ascendieron a 37.825,61 euros. Para 2018 están presupuestadas en una cifra similar, redondeada: 38.000 euros. Esta partida presupuestaria se denomina “Actividades institucionales” –eufemismo similar al de “estatutarias” del Consejo General–, pero es inequívoco porque está clasificado dentro de Gastos de Personal:

La Junta está compuesta por siete miembros: presidente, secretario, tesorero, vicepresidente y tres vocales. Divididas las dietas entre estos siete miembros, daría unos 5.500 € anuales per cápita; una cantidad que no le saca a uno de pobre, pero que no es moco de pavo.

Sabemos por experiencia que presidente y secretario cobran siempre bastante más que el resto, tal vez el doble, de manera que no sería infundado estimar las percepciones de ambos –quizás también del tesorero– en torno a 7.000 – 8.000 euros, o aún más, cada uno. Lo cual supondría un porcentaje importante sobre las retribuciones ordinarias de cada cual. Un sobresueldo que a nadie le amarga y permite algún capricho…

Y no es que nos parezca mal en principio que la dedicación al colegio pudiera justificar algún tipo de retribución y/o reducción de jornada en el centro de trabajo, pero está feo no reconocer que se trata de una remuneración pura y dura y presumir de altruismo.

También llaman mucho nuestra atención dos exageraciones, un punto demagógicas o, peor aún, producto de la ignorancia sobre la realidad de su propia corporación:

  • Una light: Enferalba no tiene 3.000 colegiados; según el INE –los datos se los facilita el propio Colegio–, sino 2.676:

  • Y otra, no tan light: No es cierto, como afirma, que “estos 700.000 euros anuales se reparten entre los consejos general y autonómico, por lo que a Albacete le queda algo más de la mitad del presupuesto”. Los pagos a ambos consejos, incluyendo la Póliza de Responsabilidad Civil –que no es propiamente una ‘cuota’, sino el abono por un servicio centralizado–, sumaron 207.575,48 € en 2017, lo cual representa un 31% de los 660.360,90 € que se ingresaron por cuotas. Eso quiere decir que el 69% restante –que no es “algo más de la mitad”, sino algo más de dos tercios– lo gestiona la Junta que preside este señor, que si ha perdido la “cuenta” hasta de sus mandatos, no queremos ni imaginar lo que le puede pasar con estas otras cuentas.

Finalmente, sorprende que dentro de los gastos del pasado año, ignoramos si también en los anteriores, se hayan empleado 10.419,31 € en el concepto “Gastos financiera-vehículos”. ¿Para qué necesita un colegio provincial un coche que ha costado al menos 4 € a cada colegiado? Con sus correspondientes seguros, mantenimiento y “alquiler de garaje”, que suma otros 1.229,76 €.

 

Tampoco tranquilizan mucho los 31.198,18 € empleados en “gastos varios” que no se especifican, al igual que se hace en los 5.170,04 € gastados en “inversiones y gastos especiales”.

Por último, nos resulta muy desconcertante que no hayan informado a los colegiados de la convocatoria electoral, ni por correo, ni por SMS, cuando el presupuesto disponible para ello en 2018, fue de 28.842 €.

¿Con ese pastizal, no tenían para mandarles un mensajito al móvil?, ¿sabrá la Junta de Gobierno del COE de Albacete que Whatsapp es GRATIS?

Y ya puestos, ¿parece razonable que el gasto en la fiesta del Patrón (48.000 euros) sea un 55% superior a todo el gasto en actividades formativas (31.000 €)?

El panorama es desolador. No alcanzamos a entender cómo es posible que el Presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, pretendidamente reformista, no ordene a la Comisión Ejecutiva que ataje de oficio estas conductas que pasan ante sus ojos todos los años, especialmente cuando se tiene en cuenta su celeridad en el caso de otros colegios. Porque no queremos pensar que el sentido del voto cuando se producen elecciones a la Presidencia y el Pleno tenga que ver: mirar para otro lado cuando se trata de votantes obedientes, pero todo el peso de los estatutos cuando se trata de votantes desafectos.

Nota Final.- Por cierto, ayer, día 21 de agosto, se cumplieron los cinco años estatutariamente previstos del mandato de la actual Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Enfermería de A Coruña (salvo, claro está, que en algún momento dentro de estos cinco años se hubiera producido un nuevo proceso electoral… del que no se haya informado):

Y, sin embargo, a día de hoy (22 de agosto de 2018), en la página web del Colegio no existe ninguna convocatoria…

… lo cual significa que la actual Junta ha cesado en sus funciones…

… por lo que todos los actos administrativos y jurídicos que adopte la Junta a partir de hoy serán nulos de pleno derecho.

Aviso para navegantes.

 

 

Cláusula de protección jurídica.- AccióN Enfermera publica esta entrada en su blog en uso de su derecho constitucional a la libertad de expresión, toda vez que todos los hechos que se describen están documentados y  comprobados. No obstante, las personas y entidades aludidas, o que se sientan aludidas, pueden ejercer su derecho de rectificación conforme a la Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo, reguladora del derecho de rectificación.

El curioso caso del Colegio de Enfermería de Almería

Estimado Florentino:

Como sé que estás pendiente de lo que publicamos desde esta asociación y que nos lees habitualmente (si no eres tú directamente, lo hace alguien de tu entorno muy cercano y te lo cuenta), he pensado que esta misiva era una buena forma de pedirte que, si eres tan amable, me aclares unas dudas…

En AccióN Enfermera somos curiosas, ya lo sabes. También sabes que, para saciar nuestra curiosidad, solemos dirigirnos a las fuentes originales, ¿qué mejor manera de resolver una duda, que preguntarle a quien es la raíz de la misma? Así lo hicimos en febrero de este año cuando, acogiéndonos a la Ley de Transparencia, solicitamos a todos los colegios de enfermería información sobre sus dos últimos procesos electorales. Continuar leyendo “El curioso caso del Colegio de Enfermería de Almería”

#ANEpregunta al Gobierno de España

Como sabéis, recientemente en ANE hemos desplegado una intensa actividad de diálogo con nuestros representantes políticos. Los meses de mayo y junio nos reunimos con todos los partidos políticos (podéis verlo en este post, en este tuit y en este).

Por otro lado, estos días hemos registrado tres preguntas parlamentarias (podéis leerlas aquí, aquí y aquí). Todo ello (además de nuestra actividad anterior) habla bastante de nosotros como asociación. Si te apetece conocer un poco mejor nuestro talante, sigue leyendo este post donde te explicamos esta actividad de diálogo político. Continuar leyendo “#ANEpregunta al Gobierno de España”

#ANEMadrid18: I Acción Enfermera

El pasado 20 de enero organizamos en Madrid nuestra I AccióN Enfermera (podéis ver los tuits del HT #ANEMadrid18 aquí). Más de 60 enfermeras de toda España, reunidas en torno a una programación ambiciosa: un debate independiente sobre la situación actual de la Organización Colegial Española actual.
Representantes de PP, PSOE y Podemos, miembros de juntas directivas de varios colegios, enfermeras muy mediáticas y otras anónimas… Todas reunidas aportando voz y opinión, interactuando con l@s orador@s. Continuar leyendo “#ANEMadrid18: I Acción Enfermera”