ESPECIALIDADES DE ENFERMERÍA

La Asociación Acción Enfermera (ANE), en relación con el conflicto sacado a la luz por la Plataforma de Enfermeras Especialistas Sin Título Oficial (EESTO) desea manifestar lo siguiente:

  • Entendemos las reivindicaciones planteadas por el colectivo de EESTO que, tras años desempeñando con profesionalidad incuestionable puestos que deberían ser de Enfermera Especialista, se sienten relegados laboral y económicamente cuando estos son ocupados por una especialista con título oficial.
  • Del mismo modo, entendemos que las enfermeras especialistas que hayan obtenido su titulación oficial tanto por la vía excepcional, como tras realizar los dos años de residencia EIR, consideren que sus títulos, conseguidos con trabajo y sacrificio personal, deberían tener reconocimiento laboral y profesional.
  • El desarrollo del Real Decreto 450/2005 ha generado innumerables problemas e injusticias, como el hecho de que muchos profesionales, que no han tenido la opción de conseguir el título de especialista (por múltiples motivos) se hayan encargado de formar e incluso ejercer como tutores de los EIR (residentes en formación).
  • El tema es complejo, los intereses a los que afecta, múltiples y existen tantos actores en el proceso, que manifestar nuestro apoyo a una de las posiciones mencionadas sólo contribuiría a aumentar la fractura generada en nuestro colectivo.
  • La profesión nunca debería haber llegado a la situación de enfrentamiento en la que se encuentra, por algo de lo que las profesionales nunca han sido responsables ni está en sus manos regular.
  • Nos parece evidente que en el triste actual estado de las especialidades enfermeras, existe un organismo con una clara responsabilidad: el Consejo General de Enfermería. Como órgano de representación y ordenación profesional de las 300.000 enfermeras españolas, debería haber defendido, ante los ministerios y administraciones correspondientes, el desarrollo y el reconocimiento (profesional, laboral y económico) de unas especialistas que dieran respuesta tanto a las necesidades reales de la población como a las expectativas individuales de cada enfermera.
  • Lamentablemente una vez más, como sucediera con el tema del Grado de Enfermería, asistimos a una situación enquistada durante más de 20 años que nuestros representantes no sólo NO HAN AYUDADO A RESOLVER, sino que en alguna ocasión los mensajes lanzados desde ciertas organizaciones “representativas de nuestra profesión”, han sido contradictorios. Se apoya el reconocimiento de las especialistas vía EIR o el de la titulación a las que no han podido conseguirlo, según convenga en cada ocasión e incrementando de esta manera la crispación en el colectivo.
  • Por todo ello instamos al Consejo General de Enfermería, como representante de TODAS las enfermeras españolas, seamos o no especialistas, a asumir de una vez su responsabilidad en este tema, a reconocer sus errores pasados, y a negociar con las administraciones una solución que ponga fin, en el menor plazo posible, a esta lamentable situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *