TRANSPARENCIA?, ¿QUÉ TRANSPARENCIA…? II

ACTUALIZACIÓN

El pasado 2 de febrero publicamos esta entrada (que os recomendamos muy efusivamente, si no la leísteis en su día) en la que relatábamos el desolador panorama con el que nos encontramos cuando hace un año, y acogiéndonos a la   Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno (LTAIBG), solicitamos acceso a las actas de los dos últimos procesos electorales de cada uno de los 52 colegios provinciales de enfermería del Estado y de cinco consejos autonómicos.

En la entrada reflejábamos cómo la mayoría de los colegios provinciales y consejos autonómicos de enfermería habían hecho caso omiso del derecho ciudadano a acceder a información pública, del mandato de la LTAIBG y de las resoluciones de los distintos consejos de transparencia que, tras la pertinente reclamación de las ciudadanas perjudicadas -en este caso, nosotras-, les instaban a cumplir la ley y proporcionarnos la información solicitada.

Pues bien, pasados dos meses desde su publicación algunos de los datos reflejados en aquella entrada han variado… y muchos de ellos, no para bien.

En primer lugar, las buenas noticias, hemos recibido unas cuantas resoluciones más y en todas ellas, se ESTIMA nuestra reclamación y se reconoce nuestro derecho de acceso a las actas electorales de varias instituciones:

  • Las cuatro resoluciones del Consell de Transparència de la Comunitat Valenciana: tres de los colegios de Alicante (aquí), Castellón (aquí) y Valencia (aquí) y la del CECOVA (aquí).   
  • El CTBG, nos ha enviado las de los Colegios Oficiales de Enfermería (COE) de Albacete (aquí) y Melilla y la correspondiente al Consejo Autonómico de Enfermería de Castilla La Mancha.
  • Del Comisionado de Transparencia de Castilla y León, hemos recibido la del Consejo Autonómico de Enfermería de Castilla y León y las de los colegios de Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria y Valladolid.
  • Y, finalmente, el Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía (CTPDA), ha resuelto nuestra reclamación contra el Consejo Andaluz de Enfermería (CAE) y las de los colegios de Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla.

Los Colegios de Alicante, Albacete y Castellón y Soria y el CECOVA, ya nos han remitido copia de las actas solicitadas, lo que agradecemos.

Las 20 instituciones restantes, están aún en plazo para cumplir la resolución, así que confiamos en que también decidan hacer lo correcto y enviarnos la información.

En segundo lugar, las noticias no diremos malas, sino pésimas: el 27 de septiembre de 2018 os contábamos en este post que la actuación  del Colegio de Vizcaya nos parecía escandalosa, porque había recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco la resolución (aquí la resolución) de la Comisión Vasca de Transparencia. Pues bien, en estos dos meses la “Categoría de la vergüenza”, se ha incrementado en otros DIEZ colegios.  

Sí, tal cual, los colegios de Toledo, Guadalajara, Ciudad Real, Ceuta, Cáceres, Madrid, La Rioja, Cuenca, Zaragoza y La Coruña han presentado recurso contencioso administrativo contra la resolución del Consejo de Transparencia correspondiente, que estimaba nuestras reclamaciones.

TOLEDO

CEUTA

GUADALAJARA

CÁCERES

MADRID

LA RIOJA

CIUDAD REAL

CUENCA

ZARAGOZA

LA CORUÑA

Por si no fuera suficiente despropósito que diez nuevos colegios se embarquen en una batalla que saben perdida, antes incluso de iniciarla, resulta que, en muchos de los recursos aparece la firma del jefe de los Servicios Jurídicos del Consejo General de Enfermería (CGE)

Para valorar exactamente lo que esta circunstancia implica, hay que tener en cuenta varias cosas:

  • Que, por más que algunos Colegios Oficiales de Enfermería, Consejos Autonómicos y el mismísimo CGE quieran ignorarlo, la LTAIBG es de obligado cumplimiento (como todas las demás leyes, claro) para las corporaciones de Derecho Público, en lo que a su actividad administrativa se refiere:
  • Que la LTAIBG define claramente qué es la “información pública” y quién tiene derecho de acceso a ella:

Pues bien, a pesar de todo esto, y despreciando la “independencia colegial”, los Servicios Jurídicos del CGE embarcan a estos colegios en un viaje de duración desconocida, pero de destino inevitable: los juzgados sentenciarán a favor del CTBG, del Consejo de Transparencia de Aragón (CTAR) y de la Comisión de Transparencia de Galicia y aunque se recurrieran las sentencias, las instancias judiciales más altas las ratificarán y, finalmente, tendrán que darnos las actas de los procesos electorales que hemos solicitado. Por el camino, todos habremos perdido tiempo y dinero. El CGE y estos colegios habrán perdido, además, la oportunidad de demostrar que son instituciones a la altura de la profesión a la que representan.

Nos resulta muy sorprendente que, siendo enfermeras, las personas responsables de estos COE actúen así; estamos seguras de que en su cotidiana labor asistencial, docente, investigadora o de gestión, se hacen responsables de sus actos y son perfectamente capaces de justificarlos utilizando la evidencia científica, ¿por qué entonces no actúan igual en sus tareas al frente de los colegios?, ¿tal vez se ofenden porque, cuando preguntamos por esta faceta de la vida colegial, consideran que cuestionamos su honestidad y bien hacer?, ¿reaccionan del mismo modo en su trabajo si un paciente les pregunta cómo y por qué hacen determinada cosa? Estamos convencidas de que no…

Aunque no queremos prejuzgar los motivos que llevan a una parte de la Organización Colegial de Enfermería (OCE) a actuar de esta manera, se nos ocurren algunas razones por las que esto podría suceder:

  • Que las juntas de gobierno y el propio CGE, no hayan interiorizado todavía esa cultura de la transparencia y la rendición de cuentas que, cada día más, la sociedad española exige; tal vez sigan pensando que las colegiadas, que a fin de cuentas somos las DUEÑAS de los colegios, no somos quienes para preguntarles a ellos por la manera en que gestionan la institución.
  • Que estén tan acostumbrados a relacionarse con el mundo exterior a través de los tribunales, que no alcanzan a ver que hay otros modos más racionales, más baratos y más eficaces de hacerlo.
  • Que no les importe malgastar los recursos de la OCE y del Estado (al CTBG lo representa la Abogacía del Estado) porque pagamos a pachas el gasto y, en definitiva, van a tener que dar muy pocas explicaciones de este dispendio.
  • Que haya algo turbio en esos procesos electorales a los que no quieren dar visibilidad: ¿tal vez las convocatorias no fueron correctas?, ¿quizá no se respetaron los plazos?, ¿puede ser que no les dieran la publicidad necesaria?, ¿que no haya actas que recojan su desarrollo?, ¿podría haber algo inconfesable en el voto por correo?, ¿en el presencial?

Sea por alguna de estas razones o por otras en las que nosotros no hayamos pensado, nos parece gravísimo que el Consejo General, que no nos cansamos de repetirlo: es la más alta representación de la profesión, anime, empuje o directamente sustituya (como nos hace pensar el detalle de las firmas en los recursos) a una serie de colegios en un desvarío de esta naturaleza.

¿Qué ocurrirá cuando los tribunales fallen en contra de estos colegios?, ¿seguirán los Servicios Jurídicos del CGE, presentando apelaciones ante instancias superiores? Y si los fallos contrarios incluyen imposición de costas procesales, ¿las pagarán las 88.000 enfermeras de estas provincias o las asumirá el CGE, con lo que las pagaremos entre todas? Los colegios que han cumplido la ley y ya nos han enviado las actas, harían bien en estar pendientes de esta posibilidad…

Estimados COLEGAS de las juntas de gobiernos de los colegios de Toledo, Ceuta, Guadalajara, Cáceres, Madrid, La Rioja, Ciudad Real, Cuenca, Zaragoza y La Coruña y del Consejo, ¿no os parece que las juntas de gobierno y los servicios jurídicos colegiales y del CGE, deberían dedicarse a lo realmente fundamental: ordenar, defender y representar a las enfermeras?, ¿no os importa ni un poco la penosa imagen de la enfermería que se proyecta con esta forma de hacerla visible?

En este momento la profesión tiene muchos frentes abiertos: las especialidades en estado vegetativo y los especialistas enfrentados a los generalistas, la prescripción enfermera sigue sin consolidar, unas ratios enfermera/paciente que podrían resultar inseguras para la población, muchas compañeras peleando por conseguir contratos decentes y estables y la sociedad privada de un montón de beneficios que las enfermeras deberíamos estarle aportando…

¿No os parece que dedicarle un solo minuto y un solo euro a intentar ocultar temporalmente algo que debería hacerse público con luz y taquígrafos, es un inmenso desatino?

MAPAS ACTUALIZADOS DEL DESATINO

POR COLEGIOS PROVINCIALES

POR CONSEJOS AUTONÓMICOS

Podéis consultar todas las resoluciones y otra documentación en el siguiente enlace:

https://www.dropbox.com/sh/5wbja0m1l89jgkl/AAAb2Xy5ZHAs-1IP-_cLU0fma?dl=0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *