Esa transparencia de la que usted me habla…

Hace casi 8 meses que Acción Enfermera presentó 57 solicitudes de acceso a información pública, al amparo del art. 24 de la Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno. El 11 de febrero, enviamos la solicitud a cada uno de los 52 colegios profesionales de enfermería del Estado y a cuatro consejos autonómicos; unos días más tarde, presentamos la petición ante un quinto Consejo Autonómico.

Los que nos seguís habitualmente, recordaréis este tuit, del 12 de febrero:

Aunque podíamos haber solicitado una enorme variedad de información (toda la que deriva de las actividades colegiales sujetas a derecho administrativo, es considerada por el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG), por los consejos de transparencia autonómicos y por los tribunales de justicia (STC 386/1993), como pública), en este caso, nos limitamos a la información sobre los dos últimos procesos electorales de cada institución.

Resolución R 477/2016 del CTBG
Resolución 59/2016 del Comisionado de Transparencia de Canarias

Además, el Consejo General de Enfermería (CGE) forma parte de Unión Profesional (UP), incluso de su Comisión Ejecutiva, de la que el Presidente Pérez Raya, es tesorero. Pues bien, Unión Profesional y el CTBG publicaron en 2016 una Guía de Transparencia especialmente dedicada a los colegios y consejos profesionales.

En el apartado 3.2 (pág. 15) de esa Guía, se recoge lo siguiente:

Guía de Transparencia UP-CTBG (pág 15)

A pesar de ello, poco después de recibirse en todos los colegios nuestra solicitud, el CGE les remitió la Circular 17/2018

Circular 17/2018

en la que, tras darle un repaso a los Estatutos de nuestra asociación y acusarnos de “suplantar e invadir (los fines) de los colegios y consejos integrantes de esta Organización Colegial”,

les envía un borrador de texto de acuerdo colegial, por si “desde el absoluto respeto a la autonomía colegial”, las juntas de gobierno quieren usarlo para respondernos.

El mencionado borrador, como ya podéis imaginar, coincide, casi literalmente, con las respuestas que recibimos de hasta 10 colegios y un Consejo Autonómico negándonos la información…

Por alguna razón para muchos colegios de enfermería eso de “la transparencia” es una molestia impuesta por las leyes, que hay que soslayar a toda costa; por eso ocultan esta información tan celosamente que a cualquier persona curiosa -o grupo de personas curiosas, como es nuestro caso- le pica el gusanillo de averiguar todo lo que pueda sobre el tema. El gusanillo crece cuando, como sucedió a finales del año pasado en el COE de Almería y ha ocurrido este verano en el de Albacete, los colegiados nos cuentan que no han recibido información sobre el proceso electoral, las elecciones se celebran fuera de plazo o, directamente, intenta ocultarse la convocatoria… presuntamente, claro. En esta ocasión, sólo dos colegios respondieron en plazo a nuestra solicitud y nos facilitaron la información solicitada. Posteriormente, recibimos la respuesta positiva de otros cuatro.

A pesar de esto y confiadas en el arsenal de resoluciones y sentencias que, una y otra vez, dictaminan que la información sobre procesos electorales es pública, habíamos enviado nuestra solicitud a todos los colegios oficiales de enfermería y estábamos dispuestas a enterarnos del desarrollo de sus dos últimos procesos electorales. En esta entrada os contamos el caso del COE de Bizkaia, porque tiene mucha miga.

Como ya mencionamos al inicio, el 11 de febrero enviamos por correo electrónico al Colegio de Enfermería de Bizkaia una solicitud de acceso a la información sobre sus dos últimos procesos electorales. Ocurrió lo que esperábamos: no recibimos ni un acuse de recibo, ni una copia de la solicitud con sello colegial y número de registro de entrada…, nada. Pasados varios meses sin recibir respuesta, el 6 de junio presentamos, telemáticamente, la correspondiente reclamación ante la Comisión Vasca de Acceso a la Información Pública.

Con una celeridad digna de alabanza, dicha Comisión nos remitió, el 7 de julio (San Fermín), la Resolución 19/2018, por la que se estimaba nuestra reclamación y se instaba al COE de Bizkaia a entregarnos, en el plazo de 10 días, la información solicitada.

Os recomendamos mucho la lectura íntegra de la Resolución de la Comisión Vasca, por su interés. A lo largo de las ocho páginas que la componen, desmontan una a una las alegaciones tras las que quiso escudarse el colegio vizcaíno para no enviarnos la información solicitada (en realidad, para ignorar completamente la solicitud de una ciudadana).

Ninguno de los argumentos del COE de Bizkaia, que están calcados del borrador enviado por el CGE, es aceptado por la Comisión: ni la “ausencia de documento alguno que permita su identificación (de la solicitante) en debida y legal forma”, ni el que “tampoco se acredita la existencia de un acuerdo válidamente adoptado por el órgano directivo colegiado de la asociación referido al ejercicio del derecho de acceso a la información pública colegial. Ni tampoco acredita su condición de colegiada incorporada en este Colegio”, ni la alegación de que “la petición tiene un carácter abusivo al tener conocimiento de que dicha información se había dirigido también a otros colegios de enfermería, en concreto al del territorio de Álava y al del territorio de Gipuzkoa”, ni, por último, la de que “resulta de aplicación el régimen específico previsto en la normativa colegial en lo relativo al principio de transparencia conforme al artículo 11 de la vigente Ley estatal de Colegios Profesionales”, son admisibles para la Comisión Vasca de Acceso a la Información Pública.

Así pues:

Una nueva resolución, la enésima, de un consejo de transparencia que ratifica el derecho de acceso de cualquier ciudadano a la información sobre los procesos electorales de un colegio profesional…

Pasaron los 10 días del plazo establecido y 20, 30 más y no recibimos la información solicitada; el 9 de agosto enviamos un nuevo escrito informando a la Comisión de la ausencia de respuesta del COE de Bizkaia.

El 21 de septiembre, hemos sabido por qué no respondían: porque el Colegio de Enfermería de Bizkaia ha presentado un recurso contencioso administrativo contra la Resolución por la que la Comisión vasca de Acceso a la Información Pública le obliga a entregarnos la información sobre sus dos últimos procesos electorales.

O sea, la Junta de Gobierno del Colegio de Bizkaia ha decidido, en contra de toda lógica, gastarse parte de las cuotas que todas las enfermeras de la provincia están obligadas a pagar para poder trabajar, en pleitear contra una resolución que les obliga a informar sobre las elecciones del Colegio.

Y lo hacen sabiendo que es un tema en el que hay jurisprudencia abrumadora en contra de su posición y que es un dispendio porque el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) no va a resolver a su favor… Aunque lo digan la ley, los tribunales y los múltiples consejos de transparencia, da lo mismo, ellos recurren.

¿Por qué pleitean contra esta Resolución?, ¿qué ganan el Colegio, la profesión o las enfermeras vizcaínas con ello? NADA, el TSJPV no va a sentenciar en contra de la jurisprudencia y de las decenas de resoluciones que ya hay, todas en el mismo sentido; cuando llegue la sentencia en su contra, ¿recurrirán a instancias superiores?, ¿seguirán gastándose el dinero de las enfermeras vizcaínas en ocultarles la información?, lo único que sucederá es que, dados los plazos de la justicia, la sentencia retrase en unos años su obligación de entregar la información.

Una vez más, un Colegio Oficial de Enfermería interpone los tribunales entre él y las enfermeras, obligándolas a relacionarse con la institución a través de ellos. Y, además, a la Junta Directiva le sale barata la jugada porque tira con pólvora del rey, en todos los casos pagan las colegiadas…

Enfermera de Bizkaia, #TomaTuColegio; tómalo porque la imagen de la enfermería vizcaína es la que proyecta esta Junta de Gobierno que derrocha el dinero de tus cuotas en recursos imposibles para ocultarte algo tan básico como la información sobre las elecciones colegiales. ¿Qué hay en esa información que tan peligroso consideran que se sepa?, ¿tienen algo que esconder?, ¿no les parece que malgastar el dinero de las colegiadas en esto es irracional?

Acción Enfermera ha llegado hasta aquí; ahora el tema está en manos de los jueces del TSJPV pero, antes o después acabaremos conociendo el desenlace.

Colegas de Bizkaia, tenéis mucho trabajo que hacer en vuestro Colegio…

Los ojos se fían de ellos mismos; las orejas, de los demás.

CARTA ABIERTA A D. FLORENTINO PÉREZ RAYA, PRESIDENTE DEL CONSEJO GENERAL DE ENFERMERÍA.

El pasado 13 de julio, desde varios puntos de la geografía española nos llegó la advertencia de que el Consejo General de Enfermería (CGE) había enviado a todos los Colegios Profesionales una circular en la que se mencionaba a nuestra asociación, no precisamente en tono amigable, sino vertiendo acusaciones y falsedades sin fundamento alguno. Continuar leyendo “Los ojos se fían de ellos mismos; las orejas, de los demás.”

El curioso caso del Colegio de Enfermería de Almería

Estimado Florentino:

Como sé que estás pendiente de lo que publicamos desde esta asociación y que nos lees habitualmente (si no eres tú directamente, lo hace alguien de tu entorno muy cercano y te lo cuenta), he pensado que esta misiva era una buena forma de pedirte que, si eres tan amable, me aclares unas dudas…

En AccióN Enfermera somos curiosas, ya lo sabes. También sabes que, para saciar nuestra curiosidad, solemos dirigirnos a las fuentes originales, ¿qué mejor manera de resolver una duda, que preguntarle a quien es la raíz de la misma? Así lo hicimos en febrero de este año cuando, acogiéndonos a la Ley de Transparencia, solicitamos a todos los colegios de enfermería información sobre sus dos últimos procesos electorales. Continuar leyendo “El curioso caso del Colegio de Enfermería de Almería”

Nota de Prensa sobre la querella contra Juan Hernández

La Justicia reprocha al Consejo de Enfermería que trate de utilizar el Código Penal para acallar las críticas a su gestión.

Una sentencia absuelve al sociólogo Juan F. Hernández Yáñez de los delitos de injurias y calumnias.

 

Asociación AccióN Enfermera, Madrid, 29 de julio de 2018.- Una sentencia, hecha pública hace unos días, del Juzgado de lo Penal número 18 de Madrid ha absuelto al sociólogo Juan F. Hernández Yáñez de dos delitos continuados de injurias y calumnias, con publicidad, a funcionario público o autoridad en el ejercicio de su cargo. La querella fue presentada por el anterior presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, en nombre de la corporación, a causa de determinadas publicaciones del sociólogo –que ha sido defendido por la letrada Idoia Mendizábal–en blogs y redes sociales, críticas con la corporación profesional.

El querellante solicitaba dos años de prisión y una pena de multa de 14 meses, con una cuota diaria de 20 euros (unos 8.500 €), más una indemnización a González Jurado, por daños morales, de otros 15.000 euros. Asimismo, solicitaba el cierre judicial del blog del querellado, la publicación del fallo y la condena en costas judiciales, incluidas las de la propia acusación particular.

La sentencia afirma que “dichos textos transcritos contienen expresiones que no son contrarias al honor penalmente relevante, y no se lanza una imputación de un hecho inequívoco y concreto respecto de la conducta del perjudicado, sino atribuciones genéricas, y vagas, además, principalmente referidas al Consejo General de Enfermería, criticando su gestión”. Según reconoció el propio González Jurado en su declaración, y recoge literalmente la sentencia, “quería que el acusado no hablara más del Consejo General de Enfermería”.

Reprocha la sentencia que “no se puede utilizar el derecho penal, porque es la última ratio y tiene como finalidad sancionar aquellas conductas atentatorias contra la convivencia social que por su gravedad merezcan reproche penal (…) La Jurisprudencia de nuestro Tribunal Supremo proclama la intervención mínima del Derecho Penal para la resolución de conflictos humanos, porque en caso contrario se estarían criminalizando conductas que no son encuadrables en el ámbito del derecho punitivo, atribuyéndosele a éste un carácter extensivo que es totalmente contrario al que asigna un estado de derecho como el definido en nuestra vigente Constitución”.

Concluye la sentencia de la magistrada Margarita Valcárcel de Pedro: “no existe prueba de cargo suficiente para desvirtuar la presunción de inocencia que ampara al acusado en virtud del art. 24 de la Constitución, al no haber quedado acreditada la comisión de los hechos delictivos por los que viene acusado Juan Francisco Hernández [por lo que] procede absolver al acusado de los delitos que se le imputan”.

La sentencia es recurrible en apelación ante la Audiencia Provincial.

Madrid, 29 de julio de 2018.

Nota de la Asociación Acción Enfermera: podéis encontrar más información sobre esta querella en las siguientes entradas de esta misma web:

"#YaNoMax".
"Es un peligro tener razón".
"La más larga noche y el más corto día".

Carta abierta a Carmen Montón, Ministra de Sanidad

CARTA ABIERTA A CARMEN MONTÓN, MINISTRA DE SANIDAD.

Excma. Sra. Montón:

Ante todo, permítanos mostrarle nuestra admiración por su dilatada y valiente trayectoria política en defensa de la sanidad pública, entre otros temas.

Como Asociación de Enfermeras, nos alegra especialmente el nombramiento de una mujer con formación sanitaria para capitanear el Ministerio de Sanidad. Continuar leyendo “Carta abierta a Carmen Montón, Ministra de Sanidad”